jueves, 12 de octubre de 2017

Indiferencia ...sin arrepentimiento, indolencia.

Se han terminado sus lágrimas hace mucho tiempo, no se puede regar el sendero  de los dolorosos recuerdos, ni  se  puede humedecer el presente surgido  del sufrimiento del ayer.  Sus triunfantes  victimarios rocían con sal sus heridas con el desprecio  y aquello que se puede considerar una burla ante su dolor,  con la ausencia de arrepentimiento, no han podido cerrarse las heridas, arden, duelen. 

 El propio cuerpo responde en una serie de involuntarias  acciones ante movimientos muy bruscos, gritos, ciertos ruidos o paisajes o maneras de vestir,cuerdas en fín todo aquello que guarde similitud con la escena original.  El cuerpo se contrae, se levanta un brazo, aún aveces casi se toma posición fetal, se acongoja el alma, invade el miedo, se siente el frío de l muerte como si de nuevo se estuviera allí  impotente, humillado, ultrajado, torturado,  obligado a ver... allí dónde el sufrimiento  prolongado echó  raices  cómo se sobrevivió,  como se resistió tanto castigo, tanta violencia en el cuerpo de sus seres queridos y en el propio, tan  inmerecido?  la memoria no muere, despedazados,violados aún los victimarios  brincan en un paroxismo sobre el cuerpo de sus víctimas..  
.cómo puede morir  la  memoria si los victimários,  hablando de perdón y  reconciliación, ofrecen para reparar todo este vivir  en pesadillas por ellos causadas, por  sus seres queridos  asesinados  en su presencia, ofrecen traperos, ollas..subvalorando el  valor del campesino, de quien lucha  por los derechos humanos de sus comunidades, víctimas de unos y otros,revictimizados,  quienes han puesto los muertos,  quienes realmente perdieron..no es posible,  tras de los victimarios  van sus nefastas y crueles acciones,  son leyes eternas, la consecuencia de sus actos, no es venganza personal son las ondas formadas en el agua tras sus piedras   lanzadas, ondas que no sabremos hasta donde puedan llegar,  pero que mas tarde o más temprano les  alcanzaran si no por la paraplejica justicia humana  sí  por leyes  eternas que no dejarán de cumplirse. 
 Mientras tanto aunque difícil cerrar  heridas , cicatrizar,  oscurecer recuerdos,  recomenzar  y  volver  a  recomenzar.   Bueno es fácil cuando de hablar se trata, cuando es lo conveniente  para quien no lo vivió directamente, pero cuándo continúan  cayendo víctimas y los victimarios  rehuyen comprometerse  seriamente con la restauración, con verdadero arrepentimiento, comprendiendo cabalmente el horror   de muchas   de sus anteriores  acciones, como  pueden sanar,reconstruir,  reconciliar, llegar al  corazón  de un país necesitado de paz real y durable?
Nellylita51 derechos reservados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...