jueves, 6 de julio de 2017

Minipoesias. Diminutos colibries.

Ni pisando viejas huellas,
volveré a estar sobre ellas.
Amo el arte que construye,
con sonidos  y  con viento,
delicadas estructuras,
que poseen movimiento.
No todo es sufrimiento,
no todo  es  dolor.
Gracias a Dios y al tiempo,
mañana por el viento,
vemos otro color.
Comamos pomarrosas,
suculentas, deliciosas,
son suaves y carnosas,
que frutas  tan  sabrosas.
Sin la blanca luna que acogió al varón,
No se hubiera dado Señor la creación.
Nellylita51@gmail.com
Derechos reservados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...