jueves, 6 de julio de 2017

Minipoesias. Diminutos colibries.

Ni pisando viejas huellas,
volveré a estar sobre ellas.

Amo el arte que construye,
con sonidos  y  con viento,
delicadas estructuras,
que poseen movimiento.

No todo es sufrimiento,
no todo  es  dolor.
Gracias a Dios y al tiempo,
mañana por el viento,
vemos otro color.

Comamos pomarrosas,
suculentas, deliciosas,
son suaves y carnosas,
que frutas  tan  sabrosas.

Sin la blanca luna que acogió al varón,
No se hubiera dado Señor la creación.

Si en sus orillas sembramos, 
En lugar  de  hacer  carreteras,
Si en vez de  construir  casas,
respetamos  sus  riberas.


Nellylita51@gmail.com
Derechos reservados
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...